El almez (Celtis australis) es un árbol originario del Mediterráneo oriental, a menudo plantado en Cataluña y en particular en la comarca de Bages por múltiples motivos: como árbol ornamental en parques, calles y casas de campo; por su madera flexible que se usa para herramientas agrícolas, en especial horcas; por sus frutos redondos, las almezas, dulces y comestibles y aún por su ramaje que se daba como forraje a los animales. Actualmente el almez es plantado en zonas urbanas con la función de árbol de sombra, en sustitución de los plátanos, más propensos a enfermar, causantes de irritaciones de las mucosas con los pelos de sus frutos y acusados –con pocas pruebas– de ocasionar alergias a algunas personas. Desde hace unos años, el almez es frecuente en la comarca también de forma subespontánea, ya casi completamente naturalizado, en zonas con suelo fértil gracias a la diseminación de los frutos por los pájaros, en particular por los estorninos.
El almez es un árbol con tronco de corteza lisa, de color gris, que se ramifica hasta ramas muy finas (foto superior). En los ejemplares más viejos, el tronco puede vaciarse interiormente. La copa esférica puede llegar a gran tamaño. Las hojas son caducas, de forma ovada o lanceolada, con el margen dentado, terminadas en una punta larga y curvada y con la base asimétrica para recordar que el almez, igual que el olmo, pertenece a la familia de las ulmáceas.
A la izquierda, la imagen muestra una rama florífera. las flores fecundadas destacan por sus dos estigmas. La foto de abajo muestra el detalle de las hojas asimétricas, lanceoladas, dentadas y agudas, y del fruto comestible, la almeza. En el proceso de maduración, la almeza, un fruto del tamaño de un guisante pasa sucesivamente por las etapas de colores verde, amarillo, azulado y finalmente negro, cuando está ya totalmente maduro y tiene mejor sabor.
En la imagen inferior, un plantón de almez, con su par de cotiledones bajo las hojas de apariencia más normal, demuestra la expansión del almez en algunas zonas de la comarca.
A
lgunos ejemplares de almez destacados en la comarca son los que crecen junto a la casa de campo de El Suanya (Manresa), al puente sobre el Llobregat en Torroella de Baix (Sant Fruitós de Bages), a la estación de Rajadell y a la casa de Can Font de Cirerencs (Castellgalí) que muestra la imagen más superior. La prisión de la comarca de Bages, inaugurada en el año 2008, lleva por nombre "Els Lledoners", es decir, Los Almeces, que toma de la finca donde está construída.

[fotos Florenci Vallès, excepto Jordi Badia, abajo a la izquierda]

Ver el artículo Convergència, en catalán, de Jordi Badia.