El Cavall Bernat es el mayor y más conocido de los monolitos del macizo de Montserrat. En realidad, más que propiamente una aguja el Cavall Bernat es un serrat por completo. El Cavall Bernat se muestra desafiante, inexpugnable, avanzado en la cara norte del sector oriental de Montserrat, por encima de Monistrol. Desde la cima a la base, el Cavall Bernat se desploma en 245 vertiginosos metros de pared de conglomerado, mientras que se eleva aún 60 metros por encima de la cresta, el menor desnivel desde donde intentar su escalada. La escalada del Cavall Bernat se consiguió por primera vez en el año 1935, precisamente desde el collado en la cresta de Les Lluernes ilustrado en la imagen de la izquierda. Esta primera vía de escalada actualmente es conocida como la normal. Posteriormente se han abierto nuevas vías muchas más largas que atacan el Cavall desde la base o desde la canal que lo aísla por el este, subiendo por la cara norte ilustrada en la foto derecha. El topónimo Cavall Bernat se repite en otras localidades de Catalunya, por ejemplo en el macizo de Sant Llorenç del Munt y en uno de los islotes de Les Medes, siempre aplicado a monolitos, aunque ninguno de ellos de la envergadura del Cavall Bernat de Montserrat. Su origen es la transformación pudorosa de la expresión catalana carall trempat, que significa carajo erecto. [fotos Jordi Badia]

Ver el artículo Cavall Bernat, en catalán, de Jordi Badia.
Ver el artículo Conglomerat (= Conglomerado), en catalán, de Jordi Badia.