Zona de monolitos o Agulles en Montserrat. La originalidad morfológica que presenta la montaña de Montserrat define el prototipo del denominado relieve montserratino. Sin duda, los esbeltos monolitos o agujas son las formas más espectaculares y características de esta montaña. Este relieve resulta de la interacción entre tres factores: el material, la estructura y la erosión. El material es el conglomerado, caracterizado por presentar guijarros de naturaleza diversa y por ser, en conjunto, muy homogéneo y resistente a la erosión. La estructura viene determinada por una red de fracturas verticales que se interseccionan individualizando formas columnares. La erosión, por efecto del agua y del hielo, ha modelado y redondeado progresivamente estas formas columnares. [fotos Jordi Badia (arriba) y Marc Vilarmau (abajo)]

Ver el artículo Caiguda de roques a Montserrat (= Caída de rocas en Montserrat), en catalán, de Jordi Badia.
Ver el artículo Conglomerat (= Conglomerado), en catalán, de Jordi Badia.