Calopteryx haemorrhoidalis es una libélula del suborden Zygoptera, es decir que mantiene las alas paralelas al cuerpo cuando está en reposo. Aunque el ejemplar macho de la foto muestra sus alas impropiamente extendidas en una postura alejada de sus habituales movimientos gráciles y elegantes, al haber quedado atrapado en una telaraña. Está en graves dificultades; las trampas de las arañas son la amenaza más común a la que se enfrentan las libélulas adultas. Los machos del género Calopteryx –ver también C.virgo- se caracterizan por la extensa zona oscura o sufusión de sus alas que, en cambio, las hembras no tienen o, en el caso de C.haemorrhoidalis, se reduce a la punta de las alas posteriores. Los machos de C.haemorrhoidalis se identifican además por el color rojo en la parte ventral de los últimos segmentos del abdomen que exhiben en vuelo como reclamo sexual frente a las hembras, ellas de color verde metálico. Calopteryx haemorrhoidalis vive en arroyos. Los adultos vuelan en verano. [foto Jordi Badia]