El gran pavón nocturno (Saturnia pyri) es el insecto mayor de Europa. Las hembras de esta mariposa nocturna de la familia de los satúrnidos, que son mayores que los machos, pueden llegar a medir 17 cm de envergadura alar. Tiene las alas de color castaño con dibujos en zig zag, cada una de ellas con un gran ocelo con el borde rojizo y el centro negro que recuerda los ojos de un búho. Se cree que asusta a sus depredadores simulando que es un búho. Las antenas del macho tienen forma de pluma, mientras que las de la hembra son más delgadas. Las antenas del macho sirven para detectar la presencia de las feromonas emitidas por las hembras, que pueden atraer a los machos que se encuentren en un radio de 20 kilómetros. Sus grandes orugas cubiertas de tubérculos cambian de aspecto y de color a medida que van mudando, hasta un total de cuatro mudas. Tras la cuarta muda, las orugas son verdes con tubérculos azules provistos de espinas cortas y pelos largos. Se alimentan sobre varios árboles frutales y sobre sauces, chopos, fresnos, etc. A finales de agosto tejen un capullo oscuro en una grieta de un tronco o entre ramitas i se disponen a pasar el invierno y hacer la metamorfosis. El adulto vuela de finales de marzo a principios de abril y, como no puede alimentarse porque tiene el aparato digestivo atrofiado, no vive más de una semana. Su área de distribución va desde la península Ibérica hasta Irán y del centro de Europa hasta el noroeste de África. El ejemplar de la foto es una hembra fotografiada en Manresa. [foto Florenci Vallès]