INTRODUCCIÓN

El Bages forma parte de la depresión Central Catalana, que constituye el sector oriental de la cuenca del Ebro, la región de bajas altitudes limitada por los Pirineos al norte, la cadena Costera Catalana al este y la cadena Ibérica al oeste y al sur. Durante parte del Terciario, esta cuenca o depresión se llenó de sedimentos procedentes de estos relieves que la limitaban. Así pues, en la comarca afloran en especial rocas sedimentarias de aquel periodo: conglomerados, areniscas, lutitas (margas, arcillas y limolitas), calizas y, puntualmente, evaporitas (yeso y sal gema). La mayoría de rocas del Bages se originaron en el periodo Eoceno superior o en los principios del Oligoceno, aunque, especialmente cerca de los ríos, encontramos también sedimentos detríticos mucho más modernos, de edad cuaternaria, como los que dan lugar a las explotaciones de grava.

LAS ROCAS

Las rocas son agregados naturales consolidados, formados por uno o más minerales y que pueden contener también fragmentos de rocas preexistentes y restos de seres vivos. Las rocas que encontramos en la comarca de Bages son los conglomerados, las areniscas, las lutitas, las calizas, las evaporitas y las que forman las gravas. Excepto las evaporitas, todas ellas son más o menos ricas en carbonato de calcio y, en consecuencia, generan suelos calcáreos.

CONGLOMERADOS
Los conglomerados son rocas detríticas, formadas básicamente por fragmentos redondeados, de más de 2 mm de diámetro, denominados guijarros. Estos guijarros están incluidos en una matriz compuesta por arena, limo y arcilla. Los diferentes componentes se mantienen unidos gracias al cemento que en el caso del Bages se trata siempre de carbonato de calcio.
Las masas de conglomerado más importantes del Bages están situadas en el sur y en el sureste. Estratos de conglomerados abundan también en el resto del territorio, ya sea en las capas culminales de los relieves tabulares o intercalados en rocas de grano más fino.

GRAVAS
Las gravas son sedimentos detríticos no cementados, constituidos por fragmentos de roca de más de 2 mm de diámetro. A pesar de que hay excepciones, en el Bages estos fragmentos suelen ser redondeados; en este caso se denominan guijarros y son de origen fluvial. Las gravas suelen estar incluidas en una matriz arenosa o limosa. Se depositaron durante el cuaternario y son, por tanto, los materiales geológicos más recientes de la comarca.
Las gravas abundan en los lechos actuales de los ríos y en las terrazas fluviales, los testigos de los niveles dónde, algunas decenas o algunos centenares de miles de años atrás, circulaban las aguas fluviales. La mayoría de terrazas fluviales del Bages han sido explotadas para la extracción de grava.

ARENISCAS
La arenisca es una roca detrítica originada por la cementación de arenas que, generalmente, están incluidas en una matriz formada por partículas de grano más fino. Las arenas son fragmentos de minerales o rocas con diámetros comprendidos entre 2 y 1/16 mm. El cemento de las areniscas del Bages es siempre carbonato de calcio.
Las areniscas abundan en cualquier parte de la comarca, tanto en zonas de origen marino como continental. A menudo los óxidos de hierro tiñen de rojo las areniscas de origen continental. Se encuentran en capas delgadas alternando con otras rocas (especialmente lutitas) o bien formando estratos gruesos muy homogéneos que a menudo han sido y son objeto de explotación. Son las rocas predominantes en los edificios antiguos porque son muy abundantes y porque se pueden trabajar fácilmente.

LUTITAS
Las lutitas son rocas detríticas formadas por fragmentos de diámetro inferior a 1/16 mm. Las lutitas coherentes, en las cuales las partículas están unidas pero no fuertemente cementadas, se denominan limolitas y argilitas según si la medida de las partículas es, respectivamente, superior o inferior a 1/256 mm; cuando no son coherentes reciben los nombres de limos y arcillas. Las lutitas que contienden alrededor del 50% de carbonato de calcio (del 35% al 65% según Vatan) se denominan margas y suelen ser de colores azulados. La coloración de las lutitas del Bages puede variar del gris azulado o amarillento, en el sector constituido por materiales de origen marino, hasta el rojo característico del sector con materiales de origen continental, ricos en óxidos de hierro.
La escasa resistencia de las lutitas ha facilitado el formidable vaciado erosivo que ha originado el relieve del Bages. En los llanos de la comarca de Bages, actualmente ocupados por cultivos, predominan estos materiales, los cuales se utilizan para fabricar cerámica para la construcción.

CALIZAS
Las calizas o rocas calcáreas son aquellas constituidas mayoritariamente por carbonato de calcio. Los tipos de calizas que más abundan en el Bages -dónde se denominan vulgarmente piedra calar- pueden tener origen marino o lacustre. Forman capas muy resistentes a la erosión. Actualmente se explotan como material para la construcción, mientras que antiguamente se habían utilizado para fabricar cal. Las calizas marinas de la comarca de Bages presentan una gran cantidad de macrofósiles y están relacionadas con la antigua existencia de arrecifes de coral.
Los travertinos existentes en el Bages son unas rocas calizas porosas y poco densas, formadas por precipitación de carbonato de calcio sobre los vegetales del entorno de fuentes. Reciben también el nombre vulgar de piedra tosca.

EVAPORITAS
La sal gema o halita, las sales potásicas (silvita o silvina y carnalita) y el yeso son evaporitas, unas rocas solubles originadas por la evaporación del agua de un antiguo mar. En el Bages existen pequeños afloramientos de yeso, pero el afloramiento más importante de evaporitas es la Montaña de Sal de Cardona, en donde la sal se ha explotado desde tiempos antiguos. Las evaporitas de la Montaña de Sal forman un diapiro -relacionado con un pliegue- que se ha abierto paso a través de las capas suprayacentes por su comportamiento plástico, su menor densidad en relación a las rocas que lo rodean y por el peso de los materiales superiores.
Si se observa de cerca la Montaña de Sal, se aprecia el acusado plegamiento de los estratos y su superficie transformada en un lapiaz -alternancia entre pequeños canales y crestas de aristas cortantes- debido a la disolución del agua. También destaca la diversidad de colores originada por los diferentes minerales presentes. La halita, el mineral más abundante, es incolora o con tonalidades blancas, anaranjadas o rosadas, mientras que las delgadas capas grises son de arcilla.

LOS MINERALES

Los minerales son sólidos homogéneos inorgánicos de origen natural que tienen una composición química definida (aunque en muchos casos no es fija) y una disposición atómica ordenada (o estructura cristalina). Los minerales se forman, en su mayoría, mediante procesos inorgánicos, aunque algunos, como el aragonito de los caparazones de los moluscos, pueden ser originados por los seres vivos. Cualquier sólido con estructura cristalina se puede considerar un cristal, pero a menudo el término cristal se asocia tan sólo a los sólidos con formas poliédricas que son la manifestación externa de la ordenación interna de los átomos. Los minerales con formas poliédricas perfectas son más bien raros en la naturaleza porque requieren condiciones particulares de formación.
Los minerales, normalmente en forma de cristales pequeños o microscópicos, son los constituyentes principales de las rocas. Además, diferentes procesos de mineralización pueden concentrar determinados minerales y formar cristales de tamaño mayor.

Todas las rocas de la comarca de Bages se han originado por sedimentación. De ahí se deriva que la comarca de Bages no es un territorio particularmente variado en tipos de minerales. En contrapartida, son abundantes los minerales compuestos por carbonatos y sulfatos, y destacan muy especialmente los diferentes cloruros de la formación geológica Cardona.

CALCITA (CaCO3, carbonato de calcio)
La calcita es un mineral que puede cristalizar en varias formas dando lugar a cristales generalmente blancos o incoloros, pero que a veces están teñidos de otras coloraciones. La calcita define el grado de dureza 3 de la escala de Mohs. No se puede rayar con la uña, pero se raya fácilmente con un cuchillo. Los cristales de calcita se encuentran frecuentemente en las grietas de las rocas ricas en CaCO3 y en las cuevas. La calcita es el componente mayoritario de las rocas calcáreas, las cuales se utilizan para la fabricación de cemento y cal.

MALAQUITA (Cu2(OH)2CO3, carbonato básico de cobre)
La malaquita puede formar cristales prismáticos aciculares del sistema monoclínico, pero habitualmente forma sólo pátinas, revestimientos terrosos o masas reniformes, globosas o estalactíticas. Tiene un bonito color verde muy característico, la raya verde y dureza 3,5-4. Es una mena de cobre y se utiliza además para objetos de decoración y como piedra ornamental.
En el Bages, la malaquita se localiza especialmente en Artés, en un tipo de mineralización denominada "red-bed" cuprífero, donde el lavado por el agua (lixiviación) disolvió iones de cobre que después precipitaron en forma de sulfuros al cruzar repentinamente a un nivel reductor. Posteriormente, por un proceso de carbonatación de los sulfuros, se formaron los minerales malaquita y azurita, ambos carbonatos de cobre. Más que por la medida de los cristales o por la extensión del yacimiento, la localidad de malaquita de Artés tiene importancia geológica por el proceso de mineralización. También
se encuentra malaquita en Cabrianes (Sallent), Santpedor y en Ferrerons (Moià).

AZURITA (Cu3(OH)2(CO3)2, carbonato básico de cobre)
La azurita puede formar varios tipos de cristales del sistema monoclínico, pero habitualmente se encuentra formando pátinas o masas terrosas o reniformes. Normalmente la azurita se forma junto con la malaquita y se puede transformar en este mineral por alteración química. Tiene un atractivo color azul índigo, la raya azul y dureza 3,5-4. Es una mena de cobre de importancia secundaria y se utiliza para objetos de decoración y como piedra ornamental.
En el Bages encontramos azurita, siempre menos abundante que la malaquita, en Sallent y en Artés, en mineralizacions de cobre de tipo "red-bed" cuprífero (descritas al apartado destinado a la malaquita) situadas en la base de paleocanales (antiguos lechos fluviales), en la formación geológica Artés.

PIRITA (FeS2, bisulfuro de hierro)
La pirita cristaliza en el sistema regular, principalmente en forma de cubos y de dodecaedros pentagonales de color amarillo latón. Tiene dureza 6, no se puede rayar con un cuchillo, pero sí con un cuarzo. En el Bages, la pirita se encuentra normalmente en los estratos de margas grises de origen marino en forma de cristales pequeños que no suelen superar los 4 mm. A menudo forman agregados que pueden integrar el material que rellena antiguas galerías excavadas por invertebrados marinos, los denominados burrows. Uno de los yacimientos de pirita más importantes del mundo es el de Rio Tinto (Huelva). La pirita se explota en especial para la obtención de ácido sulfúrico, aunque es también una mena de hierro.

HEXAHIDRITA (MgSO4·6H2O, sulfato de magnesio hidratado)
La hexahidrita es un mineral blanco, de aspecto fibroso, que forma eflorescencias delicadas encima de rocas húmedas que contengan magnesio. Tiene el gusto amargo característico de este elemento químico y es tan blando (dureza 2-2,5) que se puede rayar con la uña. Manresa es una localidad clásica de este mineral, más bien raro. Por su composición y su aspecto, la hexahidrita es similar a la epsomita (MgSO4·7H2O), de la cual se diferencia sólo por el agua de hidratación.

YESO (CaSO4·2H2O, sulfato de calcio hidratado)
El yeso es un mineral blando que podemos rayar con la uña -define el grado de dureza 2 de la escala de Mohs-; incoloro, blanco, grisáceo o rojo, pero de raya inequívocamente blanca. Adopta diferentes formas de cristalización: láminas translúcidas con una exfoliación muy buena, cristales incoloros en forma de punta de flecha, fibras, masas compactas integradas por cristales diminutos que generalmente son blancas (variedad alabastro)... El yeso que solemos encontrar es el denominado yeso secundario, procedente de la hidratación de la anhidrita (CaSO4), que a su vez se formó a partir de yeso primario.
La mayor parte de los yesos de la Catalunya Central se formaron a finales del Eoceno, en las primeras etapas de la evaporación del mar que cubría gran parte de esta zona, proceso que finalmente dio lugar a la sal gema y la silvinita de la formación Cardona. Se encuentra yeso en los márgenes de la formación Cardona, en Artés, Avinyó, Igualada, Òdena y Collsuspina, y debajo. También hay yeso, como el de Súria y el de Sallent, formado por evaporación de lagunas continentales. El yeso es explotado actualmente en Igualada y en Ódena, dos municipios de la comarca de Anoia muy próximos al extremo suroeste del Bages, y se había explotado también en Súria y en Artés, siempre para su uso en construcción. Las rocas arcillosas rojas de la formación Artés se ven a menudo atravesadas por estrechas vetas blancas de yeso fibroso.

HALITA (NaCl, cloruro de sodio)
La halita, sal gema o sal común tiene dureza 2 -se puede rayar con la uña- y forma cristales cúbicos que pueden conseguir un tamaño muy grande (más de un metro cúbico). Cuando son puros, son incoloros, pero la presencia de impurezas puede darles coloraciones diversas. En el Bages, a menudo son cobrizos debido a la presencia de óxidos de hierro. La mayor parte de la formación geológica Cardona, un conjunto de estratos que llega a tener un grosor de unos 300 m en las zonas no plegadas, está constituida por halita. La formación geológica Cardona se extiende por el subsuelo de una parte importante de la depresión Central Catalana que incluye la mitad norte del Bages. Su único afloramiento es el de la Montaña de Sal de Cardona, dónde la halita es explotada probablemente desde la prehistoria. En Súria, a través de pozos mineros, también se había explotado este mineral.

SILVITA o SILVINA (KCl, cloruro de potasio)
Igual como la halita, la silvita cristaliza en el sistema cúbico o regular y tiene dureza 2. Los cristales de silvita, incoloros cuando no contienen impurezas, presentan normalmente en el Bages tonos de color más o menos rojos, debido a la presencia de óxidos de hierro. La silvita se reconoce por el gusto salado picante, más o menos amargo en relación directa con la cantidad de carnalita (cloruro de magnesio y potasio hidratado) que contenga la muestra probada. La silvita es el mineral explotado en las minas de potasa en Súria, Balsareny, Sallent y, hasta el año 1990 habiendo alcanzado unos 1000 m de profundidad, en Cardona. En las zonas no plegadas, la silvita se encuentra en dos capas a unos 100 m del techo de la formación Cardona. Normalmente la silvita se encuentra en láminas centimétricas que alternan con otras láminas parecidas de halita, formando la roca denominada sivinita. El término potasa se refiere a cualquier roca sedimentaria que contenga minerales ricos en potasio. La silvita se utiliza especialmente para la fabricación de abonos. En la foto, el mineral tal y como sale del interior de la mina; una masa de cristales menudos de silvita, de color naranja, atravesada por una franja de cristales incoloros de halita.

CARNALITA (KMgCl3·6H2O, cloruro de magnesio y de potasio hidratado)
La carnalita cristaliza en sistema rómbico y tiene dureza 2,5, la misma que la uña. Normalmente se presenta en forma granular. Puede ser incolora, rosada o de color rojo carne, con un brillo vítreo graso. La carnalita es delicuescente, se disuelve incluso en la humedad del aire. Su gusto es salado, picante por el potasio y amargo por el magnesio. En la secuencia de la formación Cardona, la carnalita se encuentra más arriba que la silvita y, por tanto, es el primer mineral de potasio que aparece, aunque su presencia es poco constante.

Mapa geológico de Cataluña

Mapa geológico del Bages

Tabla de los tiempos geológicos

[Oriol Oms, Florenci Vallès y Josep Biosca, con la colaboración de Jordi Badia y Joaquim Sanz]