La mariposa o vanesa de los cardos o cardera (Vanessa cardui) es un bello nimfálido de cuerpo peludo y dorso de las alas dominado por el color naranja, contrastado de negro y de blanco. La vanesa de los cardos es migradora; los adultos se marchan para pasar los meses más fríos en el norte de África, pero, en la comarca de Bages, en marzo ya están de vuelta. Debido al notable fenómeno de la migración, la vanesa de los cardos es una de las primeras mariposas diurnas de la temporada que se ven volar entre las flores también tempraneras. En la foto de arriba la vemos con las alas abiertas revolotear entre inflorescencias de coronilla de fraile (Globularia alypum); en la de abajo, posada con las alas cerradas, entre los capítulos de Inula helenioides. Las orugas son de color negro con líneas amarillas y van equipadas con mechones de pelos. Son polífagas; se alimentan de hojas de por lo menos diversas especies de cardos (géneros Cirsium y Carduus de la familia Compuestas) y de ortigas. La vanesa de los cardos es cercana a la conocida y más frecuente mariposa de la reina o vulcana (Vanessa atalanta), con la que comparte una morfología y unos colores en las alas similares. [fotos Jordi Badia (arriba) y Pere Moraleja (abajo)]

Ver el artículo L'home ocell, en catalán, de Jordi Badia.
Ver el artículo El viatge de la papallona dels cards, en catalán, de Jordi Badia.