La araña cangrejo (Thomisus onustus) debe ser la especie de araña de la familia Thomisidae más común en la comarca de Bages. Posee un cuerpo anguloso, con el abdomen en forma de trapecio y las patas perpendiculares al cuerpo, los dos pares anteriores mayores que los dos posteriores. Su postura recuerda la de un cangrejo de mar. Las hembras alcanzan los 10 mm, los machos solo 5 mm. El color puede ser amarillo limón –como el ejemplar que en la foto de la izquierda se ve sobre una inflorescencia de verbena (Verbena oficinales)- pero también blanco -como en el ejemplar de la foto inferior en las flores de un acebo (Ilex aquifolium)-, rosa o manchado. Estos colores vivos y variables son a menudo miméticos respecto a los pétalos de las flores en las que se posa.

La araña cangrejo espera posada en una flor, completamente inmóvil, invisible, que se acerque un insecto polinizador como una mosca, una abeja o una mariposa. Cuando un insecto descuidado aterriza en la flor, ni que sea mayor que la propia araña, se lanza como un rayo y lo atrapa con sus quelíceros que inyectan veneno paralizante.

La araña cangrejo se encuentra en los prados en flor en primavera y verano, sobre flores a medio metro de altura.

[fotos Jordi Badia (izquierda) y Florenci Vallès (abajo)]